OMNIA dispone, en su factoría ubicada en Etxarri-Aranatz (Navarra), de una de las plantas más modernas y mejor dotadas tecnológicamente del sector. En ella, al alambrón certificado recibido en rollos directamente de las acerías se le somete a los siguientes procesos:

Consiste en una laminación o estirado en frío del alambrón. Mediante este estirado se reduce el diámetro de partida y se modifica la estructura interna del acero, aumentando su límite elástico y resistencia a la tracción. Al final de este proceso, mediante unos rodillos especiales, se tallan en el alambre las corrugas necesarias para aumentar su adherencia al  hormigón.

Este proceso se lleva a cabo en máquinas especiales denominadas trefiladoras, las cuales, desenrollan el alambrón, lo decapan, lubrican y laminan. El alambre obtenido se recoge en rollos  flejados o en carretes de hasta 3000 Kg.

El trefilado es la operación previa a la fabricación de barras enderezadas, armaduras y mallas.

Consiste en unir los elementos que integran la armadura por medio de soldaduras por resistencia, sin aportación de material Esto se lleva a cabo en máquinas automáticas especiales para tal fin, las cuales, partiendo de los rollos de alambre fabricados en el proceso descrito anteriormente, los desenrollan, enderezan e introducen en la máquina con la forma y posición adecuada según el tipo de armadura que se desee. Una vez fabricada, un aparato apilador automático va colocando las armaduras, una sobre otra, hasta formar el paquete, el cual se fleja y se almacena.

Consiste en enderezar y cortar a la medida deseada el acero en rollos procedente de la fase de trefilado. Es un proceso previo a la fabricación del panel de malla electrosoldada. Para las mallas estándar se enderezan sólo las barras transversales (las longitudinales se devanan y enderezan en la propia línea de mallas). En el caso de mallas a medida se enderezan la totalidad de barras que componen el panel como paso previo a la soldadura del mismo.

Consiste en unir, mediante soldadura por resistencia sin aportación de material, los dos grupos de alambres (longitudinales y transversales) que conforman el panel. Esto se realiza en máquinas electrosoldadoras, las cuales están dotadas de un avanzado software que, mediante la introducción de los parámetros correspondientes, ordena de manera automática el ajuste de la máquina, permitiendo la realización de cualquier tipo de malla. Estas máquinas, partiendo de varilla cortada o de rollo, según los casos, sueldan y retiran el panel fabricado a una mesa de rodillos provista de volteador. Una vez formado el paquete, se evacua, se ata y se almacena.

Certificados de Calidad de Mallas Omnia

Ceitan
AENOR 017/864
AENOR 017/895
AENOR ER-1496/2009
IQNet
LICENCIA 04-2014 QUALIMALLA